Sotillo de Cabrera, un viaje al pasado

Llegué a Sotillo de Cabrera en 2006, hace ahora 13 años. Sus casas negras de pizarra, en contraste con las casas encaladas de mi tierra natal, Pozoblanco (Córdoba), me encantaron, casi me hipnotizaron. Pero ése no fue el único contraste que encontré, el carácter de sus gentes también distaba mucho del de la gente mi tierra; en aquel primer contacto, mi carácter extrovertido como buen andaluz chocó de pleno con el de los paisanos de…

Continuar leyendo