Libérate y descubre el auténtico placer que nos ofrece Cantabria y su naturaleza.

23 Abril, 2017 – Publicado en: Aventura, Gastronomía, Naturaleza, Pueblos con encanto, Rutas y senderismo, Turismo rural

Enamorarse nunca fue tan fácil, descubre la fascinación que nos ofrece la naturaleza combinada con el placer del Mar.


En Alfoz de Lloredo se encuentra Posada La Busta, una auténtica maravilla situada en plena cornisa cantábrica donde se combina el encanto de la montaña y de la naturaleza con la paz y desconexión que nos ofrece el mar.

Alfoz de Lloredo es un municipio costero de la comunidad autónoma de Cantabria. Se encuentra localizado en la costa occidental de dicha región, la zona está caracterizada por un microclima que favorece los cultivos típicamente mediterráneos.

Su cercanía con Santander hacer que Alfoz de Lloredo sea un reclamo turístico para todos aquellos que deciden disfrutar del encanto que presenta Cantabria. El municipio limita con el mar cantábrico, lo que le impregna de la belleza característica del mar.

Su territorio presenta mimbres de la arquitectura romana por el que discurrió la “Vía de Agripa”, un camino real al que aluden varios documentos medievales. Toma su denominación del término “alfoz”, utilizado a partir del siglo XI para designar al territorio de una entidad local o municipio.

De igual modo son dignos de mención y disfrutar de su arquitectura el monasterio cisterciense de Santa María de Viaceli y una casona solariega del siglo XVIII, denominada El Casal, así como la iglesia barroca de Cigüenza, construida en el siglo XVIII.

En su paisaje destaca de forma notoria la playa de Cóbreces, de 400 metros de longitud y fácil acceso, y la localidad de Fresnedo, desde donde se pueden contemplar bellas panorámicas del valle.

La localidad presenta un particular microclima que le ha permitido desarrollar cultivos más propios del Mediterráneo, como las naranjas y sobre todo los limones, a cuyo color y fragancia está asociada su imagen en toda Cantabria.

Celebra romerías y verbenas coincidiendo con la festividad de los Santos Mártires (30 de agosto).

Su iglesia parroquial, en honor a La Asunción, data de mediados del siglo XVI y es un buen ejemplo de templo columnario.

Alfoz de Lloredo

Cantabria, por su excelente situación geográfica en la zona central de la cornisa cantábrica, le hace única al ocupar un espacio influenciado por un entorno  de naturaleza verdaderamente excepcional, donde parajes y ecosistemas se combinan para obtener la más selecta relación de materias primas gastronómicas. Alfoz de Lloredo tiene en su territorio tres productos autóctonos increíbles como: el queso y la miel del Monasterio de la Trapa y los limones de Novales.

Los pescados y mariscos del mar Cantábrico, el salmón y la trucha terciada de las cuencas altas de sus ríos, hortalizas y legumbres de su huerta, y su ganadería vacuna conforman un auténtica delicia para nuestro paladar.

Su naturaleza verde favorece que los pastos cántabros alimenten a una ganadería bovina de exquisito sabor y pequeños rebaños ovinos y caprinos.

Sus cultivos familiares de tamaño reducido unido a las plantaciones de frutales ofrecen una amplia gama de productos, que cocinados de manera tradicional, obtienen como resultado una de las gastronomías más ricas y de mayor personalidad del país.

Descubre esta increíble oportunidad para disfrutar del encanto que nos aporta Cantabria visitando  Posada La Busta.