Casa de Brea en Estrada (A) (Pontevedra) desde 22,00€

Resumen alojamiento
Tipo: Casas Rurales Completas
Plazas: De 6 a 16
Precio: (Desde 22.00 € per/noche)
Dirección: Lugar de Sar en Estrada (A) Pontevedra - Comunidad de Galicia (España)
Desde 22,00€ persona/noche
Compartir en redes sociales
Contacta sin compromiso Contacta sin compromiso
Regístrese ¿Que es esto?
"Recibirá Teléfono y Web por e-mail"

Mapa de localización


Descripción del alojamiento

Casa de Brea, son dos casas rurales independientes que se pueden alquilar de forma conjunta, ubicada en Sar-Tabeirós (Pontevedra), un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad. La Casa Grande dispone 5 habitaciones con todas las comodidades, una biblioteca y salón-comedor. La Casa Pequeña dispone de 3 habitaciones completas y está totalmente equipada. Posibilidad de realizar actividades de ocio y visitas culturales.








Plazas y Precios

Casa Grande: (5) Habitación Doble (Inc. Baño) (Ver precios)
Casa Pequeña: (3) Habitación Doble (Inc. Baño) (Ver precios)

CAMA SUPLETORIA 12 €/día Temporada Baja

Servicios y Actividades

Interior:

Baño en Habitacion, Cocina

Exterior:

Barbacoa, Jardin, Piscina

Servicios:

Adaptada discapacitados
Otras actividades

Acceso al alojamiento


Opiniones y comentarios

Opiniones sobre Casa de Brea

Valoración media: Opiniones Totales: 2
LJAP2013.4.5@GMAIL.COM
28/05/2018 11:15:35
Está en una aldea, con un acceso reducido y rodeada de casas. Apenas hay donde aparcar el coche. El entorno está formado por prados, campos labrados y pequeñas carreteras, es decir, el paseo por los alrededores casi se puede prescindir. En cuento a la casa, señalar que la publicidad es engañosa. No tiene tv en ninguna habitación salvo el salón y la biblioteca. La wifi no funcionaba y no hicieron nada para solucionarlo pese a que se lo comunicamos, así como que la tv del salón estaba estropeada y el mando sin pilas. tampoco nos lo solventaron. Cuando llegamos, la casa estaba fría, llovía bastante y aunque no nos congelamos hubiéramos agradecido tener la calefacción puesta pues íbamos con niños pequeñitos y la casa al ser tan grande no tenía una temperatura agradable. Además olía a cerrado y humedad. Apenas había una sola estancia con una luz aceptable. A todas las lámparas les faltaban varias bombillas. La limpieza dejaba bastante que desear. En el futbolin apenas podía rodar la bola con la suciedad, las lamparas estaban llenas de polvo y telas de araña, y el sofá del salón estaba viejo, deformado, sucio y en su interior albergaba varios objetos y suciedad de algún tipo de fiesta. Para colmo, nada más llegar, aparecieron las primeras hormigas que atraídas por nuestra presencia decidieron volver en grupo y a la mañana siguiente los armarios de la cocina y encimera estaban llenos de ellas, Camparon a sus anchas por leche de bebés, jarabes, tortilla y empanada que hubo que desechar. Pese a que también se le comunicó a la dueña, su respuesta fue que "era lo que tiene el rural". En fin, hubiéramos esperado una rebaja en el precio que obviamente es excesivo, pero ni siquiera obtuvimos una disculpa o una solución a tanta deficiencia. En resumen, cara y para no repetir. Por cierto,ni siquiera tiene detergente para fregar los platos, aún así tuvimos la deferencia de comprarlo y fregárselos. La piscina pese a que preguntamos y nos dijeron que estaba lista para usar, estaba sucia y llena de bichos. Para remate, ni siquiera son eficientes a la hora de cobrar. Les dijimos que no íbamos a las 16:45 y aparecieron 20 minutos más tarde, como era de esperar ... sin disculpa.
LJAP2013.4.5@GMAIL.COM
28/05/2018 11:18:16
Está en una aldea, con un acceso reducido y rodeada de casas. Apenas hay donde aparcar el coche. El entorno está formado por prados, campos labrados y pequeñas carreteras, es decir, el paseo por los alrededores casi se puede prescindir. En cuento a la casa, señalar que la publicidad es engañosa. No tiene tv en ninguna habitación salvo el salón y la biblioteca. La wifi no funcionaba y no hicieron nada para solucionarlo pese a que se lo comunicamos, así como que la tv del salón estaba estropeada y el mando sin pilas. tampoco nos lo solventaron. Cuando llegamos, la casa estaba fría, llovía bastante y aunque no nos congelamos hubiéramos agradecido tener la calefacción puesta pues íbamos con niños pequeñitos y la casa al ser tan grande no tenía una temperatura agradable. Además olía a cerrado y humedad. Apenas había una sola estancia con una luz aceptable. A todas las lámparas les faltaban varias bombillas. La limpieza dejaba bastante que desear. En el futbolin apenas podía rodar la bola con la suciedad, las lamparas estaban llenas de polvo y telas de araña, y el sofá del salón estaba viejo, deformado, sucio y en su interior albergaba varios objetos y suciedad de algún tipo de fiesta. Para colmo, nada más llegar, aparecieron las primeras hormigas que atraídas por nuestra presencia decidieron volver en grupo y a la mañana siguiente los armarios de la cocina y encimera estaban llenos de ellas, Camparon a sus anchas por leche de bebés, jarabes, tortilla y empanada que hubo que desechar. Pese a que también se le comunicó a la dueña, su respuesta fue que "era lo que tiene el rural". En fin, hubiéramos esperado una rebaja en el precio que obviamente es excesivo, pero ni siquiera obtuvimos una disculpa o una solución a tanta deficiencia. En resumen, cara y para no repetir. Por cierto,ni siquiera tiene detergente para fregar los platos, aún así tuvimos la deferencia de comprarlo y fregárselos. La piscina pese a que preguntamos y nos dijeron que estaba lista para usar, estaba sucia y llena de bichos. Para remate, ni siquiera son eficientes a la hora de cobrar. Les dijimos que no íbamos a las 16:45 y aparecieron 20 minutos más tarde, como era de esperar ... sin disculpa.

Lo sentimos!

Para poder realizar una valoración de este alojamiento, debe estar registrado como viajero y haber iniciado la sesión como tal. Gracias.