Casa de Brea en Estrada (A) (Pontevedra) desde 22,00€

Resumen alojamiento

Tipo: Casas Rurales Completas
Plazas: De 6 a 16
Precio: (Desde 22.00 € per/noche)
Dirección: Lugar de Sar en Estrada (A)
Pontevedra - Comunidad de Galicia (España)
Desde 22,00€ persona/noche

Petición de reserva

Compartir

Agregar como favorito Agregar como favorito

Descripción del alojamiento

Casa de Brea, son dos casas rurales independientes que se pueden alquilar de forma conjunta, ubicada en Sar-Tabeirós (Pontevedra), un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad. La Casa Grande dispone 5 habitaciones con todas las comodidades, una biblioteca y salón-comedor. La Casa Pequeña dispone de 3 habitaciones completas y está totalmente equipada. Posibilidad de realizar actividades de ocio y visitas culturales.








Plazas y Precios

Casa Grande: (5) Habitación Doble (Inc. Baño) (Ver precios)
Casa Pequeña: (3) Habitación Doble (Inc. Baño) (Ver precios)

CAMA SUPLETORIA 12 €/día Temporada Baja

Servicios y Actividades

Interior:

Baño en Habitacion, Cocina

Exterior:

Barbacoa, Jardin, Piscina

Servicios:

Adaptada discapacitados
Otras actividades

Localización

Estamos en:

Lugar de Sar - Estrada (A) - Pontevedra ( Comunidad de Galicia)

Acceso al alojamiento


Opiniones y comentarios

Opiniones sobre Casa de Brea

Valoración media: Opiniones Totales: 2
LJAP2013.4.5@GMAIL.COM
28/05/2018 11:15:35
Está en una aldea, con un acceso reducido y rodeada de casas. Apenas hay donde aparcar el coche. El entorno está formado por prados, campos labrados y pequeñas carreteras, es decir, el paseo por los alrededores casi se puede prescindir. En cuento a la casa, señalar que la publicidad es engañosa. No tiene tv en ninguna habitación salvo el salón y la biblioteca. La wifi no funcionaba y no hicieron nada para solucionarlo pese a que se lo comunicamos, así como que la tv del salón estaba estropeada y el mando sin pilas. tampoco nos lo solventaron. Cuando llegamos, la casa estaba fría, llovía bastante y aunque no nos congelamos hubiéramos agradecido tener la calefacción puesta pues íbamos con niños pequeñitos y la casa al ser tan grande no tenía una temperatura agradable. Además olía a cerrado y humedad. Apenas había una sola estancia con una luz aceptable. A todas las lámparas les faltaban varias bombillas. La limpieza dejaba bastante que desear. En el futbolin apenas podía rodar la bola con la suciedad, las lamparas estaban llenas de polvo y telas de araña, y el sofá del salón estaba viejo, deformado, sucio y en su interior albergaba varios objetos y suciedad de algún tipo de fiesta. Para colmo, nada más llegar, aparecieron las primeras hormigas que atraídas por nuestra presencia decidieron volver en grupo y a la mañana siguiente los armarios de la cocina y encimera estaban llenos de ellas, Camparon a sus anchas por leche de bebés, jarabes, tortilla y empanada que hubo que desechar. Pese a que también se le comunicó a la dueña, su respuesta fue que "era lo que tiene el rural". En fin, hubiéramos esperado una rebaja en el precio que obviamente es excesivo, pero ni siquiera obtuvimos una disculpa o una solución a tanta deficiencia. En resumen, cara y para no repetir. Por cierto,ni siquiera tiene detergente para fregar los platos, aún así tuvimos la deferencia de comprarlo y fregárselos. La piscina pese a que preguntamos y nos dijeron que estaba lista para usar, estaba sucia y llena de bichos. Para remate, ni siquiera son eficientes a la hora de cobrar. Les dijimos que no íbamos a las 16:45 y aparecieron 20 minutos más tarde, como era de esperar ... sin disculpa.
LJAP2013.4.5@GMAIL.COM
28/05/2018 11:18:16
Está en una aldea, con un acceso reducido y rodeada de casas. Apenas hay donde aparcar el coche. El entorno está formado por prados, campos labrados y pequeñas carreteras, es decir, el paseo por los alrededores casi se puede prescindir. En cuento a la casa, señalar que la publicidad es engañosa. No tiene tv en ninguna habitación salvo el salón y la biblioteca. La wifi no funcionaba y no hicieron nada para solucionarlo pese a que se lo comunicamos, así como que la tv del salón estaba estropeada y el mando sin pilas. tampoco nos lo solventaron. Cuando llegamos, la casa estaba fría, llovía bastante y aunque no nos congelamos hubiéramos agradecido tener la calefacción puesta pues íbamos con niños pequeñitos y la casa al ser tan grande no tenía una temperatura agradable. Además olía a cerrado y humedad. Apenas había una sola estancia con una luz aceptable. A todas las lámparas les faltaban varias bombillas. La limpieza dejaba bastante que desear. En el futbolin apenas podía rodar la bola con la suciedad, las lamparas estaban llenas de polvo y telas de araña, y el sofá del salón estaba viejo, deformado, sucio y en su interior albergaba varios objetos y suciedad de algún tipo de fiesta. Para colmo, nada más llegar, aparecieron las primeras hormigas que atraídas por nuestra presencia decidieron volver en grupo y a la mañana siguiente los armarios de la cocina y encimera estaban llenos de ellas, Camparon a sus anchas por leche de bebés, jarabes, tortilla y empanada que hubo que desechar. Pese a que también se le comunicó a la dueña, su respuesta fue que "era lo que tiene el rural". En fin, hubiéramos esperado una rebaja en el precio que obviamente es excesivo, pero ni siquiera obtuvimos una disculpa o una solución a tanta deficiencia. En resumen, cara y para no repetir. Por cierto,ni siquiera tiene detergente para fregar los platos, aún así tuvimos la deferencia de comprarlo y fregárselos. La piscina pese a que preguntamos y nos dijeron que estaba lista para usar, estaba sucia y llena de bichos. Para remate, ni siquiera son eficientes a la hora de cobrar. Les dijimos que no íbamos a las 16:45 y aparecieron 20 minutos más tarde, como era de esperar ... sin disculpa.

Lo sentimos!

Para poder realizar una valoración de este alojamiento, debe estar registrado como viajero y haber iniciado la sesión como tal. Gracias.